Las redes sociales: el gran aliado de las PYMES españolas

A día de hoy, gracias a la importancia de Internet como medio de comunicación entre personas de alrededor del mundo, todos o casi todos disponemos de algún tipo de red social, ya sea Facebook, LinkedIn, Instagram, Twitter, Google Plus u otra cualquiera.

Esta ventana a la información y a la comunicación que nos ofrecen estas redes ha sido vista por las PYMES como una gran oportunidad de dar a conocer sus productos y servicios, compitiendo de una manera similar con las grandes empresas que dominan el mercado.

El Estudio anual ADN del emprendedor de Hiscox sitúa a las PYMES españolas a la vanguardia de las redes sociales

Según datos del Estudio ADN del emprendedor de Hiscox, un estudio anual realizado entre 4.000 PYMES que proporciona una visión acerca de la tendencia y bienestar económico del sector en España, EEUU, Alemania, Holanda, Francia y Reino Unido,  las PYMES españolas lideran el ranking de uso de las redes sociales a nivel profesional.

Entre los resultados del estudio, se ha concluido que el 95 % de los emprendedores y PYMES españolas utilizan las redes sociales en su negocio, siendo la preferida LinkedIn (87 %) y seguida muy de cerca por Pinterest (86 %), Youtube (80%) y Facebook (58 %).

Por lo que podríamos decir que España es un país innovador,  pues más de un tercio de los propietarios y gerentes de las pequeñas empresas españolas ya no sienten ninguna dificultad para el uso de estos medios sociales en sus negocios, por encima de los que confían en la comunicación telefónica y en persona (24 %).

Esta innovación en las PYMES españolas ha supuesto un aumento de beneficios

Este gran uso de las redes sociales por parte de los emprendedores no es casualidad.  Los ingresos han aumentado para las PYMES, pues un 69 % de las mismas han aumentado sus ingresos respecto al año anterior, notándose esta mejora en todos los sectores, pero en especial en el de tecnología, los medios y las telecomunicaciones

Además, en los últimos 12 meses, el 73 % de los emprendedores y pequeñas y medianas empresas españolas consiguieron nuevos clientes, al mismo nivel que las empresas estadounidenses (73%) y solo un punto por debajo de las alemanas (74%).

A pesar de esta buena estadística, añadida a la consideración de que alrededor del 71 % de las PYMES vieron el aumento de su volumen de trabajo, sólo el 32 % de los emprendedores considera que la situación económica ha mejorado.